portada de Benarés

Álvaro Enterría

Benarés

La ciudad imaginaria

Colección: Terra Incognita 108
Páginas: 229
Formato: 15 x 21 cm
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-9716-788-8
Año aparición: 2.012

Precio sin IVA: 16,35€
Precio con IVA: 17,00€

Benarés, Varanasi o Kashi ha sido y sigue siendo el principal centro de la cultura hindú, la más india de las ciudades de la India. Indefinible, Benarés parece la materialización de un sueño. Ciudad parad6jica y extrema, se diría parte de un mundo onírico más que del mundo ordinario que la rodea. Su capacidad de asombrar no tiene límite. Se reúnen en este volumen textos de diversos autores, conocedores profundos de esta ciudad a la que nunca se llega a conocer por completo.

Banaras (Benarés), Varanasi o Kashi es una de las ciudades de la India más conocidas, pero quizá la menos comprendida. Considerada la ciudad más sagrada de la India, centro de la cultura sánscrita y de la tradición hindú desde hace posiblemente tres mil años, ha desempeñado un papel fundamental en la historia y el desarrollo de la civilización india.

Grandes maestros, filósofos y santos vivieron en Kashi o dirigieron sus pasos hasta allí para impartir sus enseñanzas. La mayor parte de los grandes personajes que en el ámbito espiritual, cultural e incluso político ha dado la India han estado asociados en mayor o menor medida a Benarés. Pero también han abundado, y abundan, pícaros, bandidos y sacerdotes que abusan de la credulidad de las gentes, formando un paisaje de luz y oscuridad.

Construida en forma de media luna sobre la orilla izquierda del Ganges, Benarés vuelve su cara hacia el sol naciente y hacia el río. Los escalones que descienden hasta sus aguas, los palacios que jalonan sus orillas y el laberinto de callejuelas de la parte antigua de la ciudad la colocan sin duda entre las ciudades más hermosas y singulares del mundo.

Pero la suciedad, el desorden, el caos y la paradoja también son omnipresentes, chocando al viajero y produciéndole a veces un fuerte rechazo. Los cadáveres son cremados a la vista de todo el mundo, pues allí la muerte se considera liberación. Llamada a veces “la ciudad de la muerte”, Benarés rebosa, sin embargo, una vida que se manifiesta con espontaneidad y sin pudor.

Pocas ciudades hay en el mundo más paradójicas: cosmopolita y rural, dura y divertida, hermosa y repulsiva, luminosa y oscura, virtuosa y corrupta, simple y retorcida, refinada y tosca, pacífica y violenta, sucia pero pura, generosa y cruel, ascética y hedonista, religiosa y pecadora, espiritual y mórbida …

Comprar en: